MISIÓN DE LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE MUGENDO

La misión de la Federación es la de preservar, como más alto ideal,la meta del Cinturón negro. Por dicha razón, los exámenes de grado, constituyen el centro del sistema de Mugendo y es por lo tanto parte de la meta. La búsqueda a largo plazo es conseguir llegar a ser Cinturón Negro y las metas cortas, son las de los otros cinturones. ¿Cómo alentar a los alumnos para que sean Cinturón Negro? ¿A que estén bien preparados y sus técnicas sean las adecuadas para ser Cinturones Negro? ¿Los alumnos llegarán a estar lo suficientemente motivados para superar los obstáculos para ser Cinturón Negro?. Todos sabemos que los obstáculos siempre estarán allí, pero es precisamente la falta de compromiso la que hace fallar a la gente. ¿Los alumnos estarán lo suficientemente ayudados y comprometidos para ser Cinturón Negro?. ¿Ellos se visualizaran y dirigirán sus esfuerzos para conseguir el Cinturón Negro? ¿La Federación debe apoyar el sistema tradicional donde solo el 2% llega a superar el examen del Cinturón Negro?. Rotundamente NO, la Federación nace precisamente para conseguir superar dichos problemas a través, de un método específico y pedagógico, que consta de 3 fases:

 

FASE 1: Primer Año

Durante el primer año es un periodo de educación para los nuevos alumnos. Deben saborear y comprender los beneficios que en sus vidas personales le puede proporcionar el Arte Marcial del Mugendo. Es muy importante en esta fase, que los alumnos perciban, de los instructores de Mugendo, el ejemplo de la excelencia y la correcta conducta personal. En dicha fase, los instructores deberán reforzar la auto-confianza y permitirles pensar que con su cualificada ayuda, los alumnos llegarán a ser Cinturones Negros. Durante el primer año, la proporción en las dosis de enseñanza deberá ser de un 90 % de parte mental y un 10% por ciento de parte física. Las cualidades técnicas de los alumnos en el primer año no son importantes, hasta que adquieran las cualidades de concentración, disciplina y motivación para asistir 2 veces por semana. Deberán comprender, en este período de enseñanza lo que significa ser Cinturón Negro y el valor de la disciplina para conseguirlo. No se juzgará a los alumnos durante el primer año la rigurosidad de las técnicas, sino enfatizarles las actitudes positivas durante el entreno que les llevarán de forma segura hacia la técnica.

 

FASE 2: Segundo Año

Durante el segundo año los alumnos han desarrollado el sentido de la focalización y la concentración, por lo que podrán progresar más rápido en la técnica. La mayoría de todos estos alumnos ya estarán seguramente comprometidos en el Club de Cinturones Negros (Black Belt Club). Aún es tiempo de reforzarles su confianza ya que es todavía frágil y pueden desmoralizarse muy fácilmente. Su emotividad es grande, están muy entusiasmados y unidos emocionalmente a la escuela. Las personas durante las fases emocionales son muy inestables, inseguras y dependen en mayor grado de otros, en este caso de sus instructores para servirles de guías para validar decisiones. Se requiere por parte del profesorado, en esta fase, el máximo compromiso de honor y respeto con el alumnado. La fórmula de enseñanza debe ser en este caso de un 50% Mental y un 50% físico.

 

FASE 3: Tercer Año

El instructor en esta fase debe dar el 100% para que los alumnos reciban el nivel más alto de instrucción, lo que origina el riesgo y peligro de que los alumnos se puedan “quemar”. La mejora técnica es más lenta, ya no se “avanza” tan rápido como al principio, lo que puede originar que la confianza del alumnado en su ejecución técnica oscile desde la arrogancia o hacía la más dura crítica. Cualquier cambio en el plan de estudios o procedimientos topará con una gran resistencia hostil por parte de los alumnos. De muchas maneras, esta fase se puede comparar a la edad típica de los adolescentes.Se requiere disciplina y mano firme en los entrenos, para poner la clase constantemente en la dirección positiva, afirmándoles su posición en la escuela. Ayudándoles a que venzan el temor que sentían por las personas de mayor cinturón, y que vean como los nuevos cinturones están experimentando esto mismo. Puede ser de gran ayuda hacer que se auto-pregunten ¿Si todos los nuevos alumnos se sientes como yo, como sería esta escuela ahora?. Ésta es una pregunta importante, ya que anima a estos alumnos avanzados a buscar, ofreciendo su ayuda, al alumno silencioso, ayuda. Hay que mantener alto los niveles de duro entrenamiento, por lo cual la fórmula de enseñanza en esta fase será de un 70 % físico y un 30 % mental.